Sandwichera

 

LOS MAS VENDIDOS

 

Parrilla eléctrica Contact Grill con 1000 W de potencia y con cajetín recogegrasas para mejorar el uso y la limpieza

PRIME 56% DESCUENTO

20.81 EUR

2

Sandwichera con capacidad para 2 sándwiches. Acabados en acero inoxidable. Indicador luminoso de alcance de temperatura

PRIME 48% DESCUENTO

21.9 EUR

3

Superficie de cocción: 23 x 14.5

PRIME 18% DESCUENTO

32.53 EUR

4

【Recubrimiento anti-adherente】Sus placas triangulares tienen un recubrimiento antiadherente que impide que el sándwich se pegue y permite el cocinado de 4 sándwiches bikini.

5

750 W, istema de cierre para almacenar en formato vertical

 

 

 

LAS MEJORES OFERTAS

 

 

 

 

 

Al menos una vez en tu vida habrás probado un bocadillo, un bocadillo o una tostada hecha en un bar. El uso de un plato sándwich profesional es sin duda un valor añadido a la hora de preparar platos de este tipo. 

De hecho, la corteza del pan es más crujiente, los ingredientes se combinan mejor entre sí y, a mayor temperatura, todo queda mucho más delicioso.

Pero, ¿estamos seguros de que las sandwicheras deben ser necesariamente exclusivos de bares, restaurantes y pubs

Con el desarrollo de nuevas tecnologías y la disminución gradual de los precios, estos electrodomésticos simples pero tan útiles se han convertido en algo común en las cocinas de muchas familias. 

De hecho, existen numerosos modelos disponibles incluso para el sector no profesional. Son aparatos ideales para los amantes de preparar auténticos bocadillos gourmet y, si sois parte de esta categoría de gourmets, no podéis evitar tener una sandwichera eléctrico en vuestra cocina.

También debe especificarse cómo estos dispositivos, en la mayoría de los casos, no se limitan a calentar tostadas o sándwiches. De hecho, casi todos los modelos del mercado también te permiten cocinar fácilmente bistecs y verduras a la parrilla. 

Estos usos alternativos transforman un simple plato sandwich en una herramienta útil, flexible y de gran potencial, capaz de entrar en la categoría de electrodomésticos inevitables en una cocina perfectamente equipada y de alto nivel.

 

Te dejamos una comparativa de las dos mejores sandwichera

 

Producto
Cecotec Rock'nGrill 1000 - Parrilla Eléctrica, Revestimiento Antiadherente RockStone, 1000 W, cajetín recogegrasas, 25.5 x 29.5 x 10 cm, color Acero/ Negro
Cecotec Parrilla Eléctrica Rock´n Toast Fifty-Fifty. Revestimiento Antiadherente RockStone, Capacidad para 2 Sandwiches, Superficie Triángulos, Asa Tacto Frío, Recogecables, 750 W
Extra
  • Parrilla eléctrica Contact Grill con 1000 W de potencia y con cajetín recogegrasas para mejorar el uso y la limpieza
  • Revestimiento de piedra RockStone que asegura la máxima antiadherencia y la mejor limpieza. Revestimiento ecológico, libre de PTFE, PFOA y otros tóxicos
  • Placa superior flotante que se adapta en altura. Placas adaptadas con saliente viertegrasas para un uso más cómodo y limpio
  • Indicador luminoso de funcionamiento. Superficie amplia de cocinado de 25,4 x 17,5 cm
  • Asa de tacto frío y pinza de cierre que permite guardarlo en vertical. Hueco recogecables y base antideslizante
  • Sandwichera con capacidad para 2 sándwiches, acabados en acero inoxidable y 750 W de potencia
  • Superficie de triángulos que corta el sándwich y lo comprime para un tostado perfecto
  • Revestimiento de piedra RockStone que consigue las mejores texturas y sabores, revestimiento ecológico, libre de PTFE, PFOA y otros tóxicos
  • Asa de tacto frío con pinza de cierre que permite guardarla en vertical
  • Indicador luminoso de alcance de temperatura, hueco recogecables y base antideslizante
Marca
Más información sobre el producto

 

 

 

Cómo elegir una sandwichera

Aunque a primera vista es un aparato relativamente sencillo, elegir una sandwichera no es tan obvio y un gasto apresurado o sin evaluar los parámetros que distinguen los distintos modelos. 

Factores como el material de construcción, la temperatura alcanzada y la superficie de cocción deben necesariamente considerarse cuidadosamente antes de comprar.

Incluso antes de entrar en detalles, analicemos la diferencia entre planchas digitales y planchas manuales. Como todas las tecnologías utilizadas en la cocina, incluso los platos se van adaptando a los tiempos. 

Las herramientas digitales están cada vez más disponibles en el mercado. Tienen algunas funciones adicionales, incluso si estas opciones tienen poca influencia en el resultado final que se puede obtener de la sandwichera.

Claramente, es importante que el aparato cuente con un temporizador para programar los tiempos de cocción deseados, aunque esta recomendación sea trivial, ya que casi todas las placas están equipadas con él, incluso los modelos básicos y más antiguos. 

Generalmente, los dispositivos de rango medio-bajo son manuales.

 

Materiales de construcción

La sandwichera se fabrica generalmente con tres materiales, a saber, hierro fundido (hasta hace unos años la única opción disponible), acero y la vitrocerámica más reciente. 

¿Cuáles son las principales diferencias entre tipos? El hierro fundido es el más "tradicional" y generalmente tarda un tiempo más gradual en calentar los alimentos, por lo que es apreciado por los amantes de la cocina tradicional.

El plato sandwich vitrocerámico, a su favor, tiene la peculiaridad de asar más rápidamente los alimentos que se colocan en su interior, además de que (del mismo tamaño) pesa mucho menos. 

Luego está la alternativa del acero. Es un material práctico y funcional, que parece ser el más utilizado para los productos más baratos.

 

Potencia, temperatura alcanzada y espesor de placa

Más allá del material, la potencia también tiene un peso considerable cuando se trata de calentar la superficie de la placa. En concreto, estos objetos se desarrollan desde los 1600 vatios de los modelos menos potentes, hasta tres veces más para las placas profesionales.

Además de la velocidad de calentamiento, la temperatura máxima también es un parámetro bastante importante. Por medio de los reguladores adecuados, es posible configurar cuántos grados desea llevar la placa calefactora. 

El potencial de calor generado está relacionado en gran medida con el grosor de la placa y, como es fácil de adivinar, cuanto más gruesa es, más calor generado tiende a ser mayor (independientemente de si la sandwichera está hecha de hierro fundido, acero o cerámica de vidrio).

Incluso el grosor de las placas tiene un peso específico considerable en cuanto a temperatura: esta suele variar desde medio centímetro hasta más de uno y medio. 

Este es un factor que tiene cierta influencia en los tiempos de cocción y en la temperatura que el aparato puede alcanzar y mantener una vez apagado.

 

Espacio para cocinar

Se supone que la sandwichera profesional necesita poder trabajar en varios bocadillos al mismo tiempo y, por tanto, necesita una superficie adecuada, a diferencia de un aparato doméstico que puede ser de menor tamaño en beneficio de un menor consumo. 

La situación cambia si quieres cocinar otro tipo de alimentos como salchichas, carnes o si quieres asar verduras. En este caso es bueno elegir un dispositivo que le permita tener más espacio para la acción. 

Sin embargo, siempre debe recordarse que el número de posiciones de cocción tiene un cierto peso cuando se trata del costo total de un plato.

Al probar un sándwich o una tostada preparada con una plancha, estos alimentos suelen tener una especie de racha chamuscada. Esta es la marca que suele dejar una placa de sandwichera acanalada. 

Nada especial pero, para eliminar este tipo de imperfecciones, existen planchas lisas. Para algunos, sin embargo, ¡esas pequeñas quemaduras son incluso agradables!

 

El precio de una sandwichera

Pasemos a un tema bastante delicado en este período de crisis económica, a saber, el costo. A grandes rasgos, van desde sandwicheras que cuestan algo más de 20 euros, hasta dispositivos profesionales que pueden alcanzar y superar los 800.

En medio, por supuesto, hay una amplia oferta que satisface todas las necesidades solteros, hasta familias numerosas, desde los que quieren disfrutar de un bocadillo de vez en cuando hasta los que tienen verdadera pasión por el grill.

Entre los factores que tienen mayor peso a la hora de desembolsar, cabe aclarar cómo el hierro fundido y el acero cuestan mucho menos que la vitrocerámica más moderna. 

Esto se compensa con otros factores como la velocidad de calentamiento, el menor consumo y la ligereza antes mencionada de las placas vitrocerámicas.

Podemos decir que para una familia estándar (de uno a cuatro componentes), se puede adquirir el electrodoméstico adecuado para cubrir las necesidades habituales en la cocina a partir de cifras especialmente bajas como 60-70 euros. 

Esta cantidad debería ser suficiente para una placa vitrocerámica básica, con un par de estaciones de cocción, lo que permite cubrir las necesidades del hogar en cuestión. 

Por supuesto, a este precio, es imposible esperar funciones adicionales particulares más allá de un simple temporizador y la elección de temperaturas estándar.

Si, por el contrario, necesitas más espacio para cocinar o simplemente quieres tener una placa multifunción, es bueno que mires otros modelos. 

Hay varios que también son capaces de cocinar fácilmente bistecs y embutidos además de estar equipados con opciones especiales (como revestimientos antiadherentes y otras funciones interesantes).

Cabe recordar que, por supuesto, estas planchas son más caras desde el punto de vista económico. En este rango intermedio se sitúan tanto los usuarios más exigentes como los propietarios de pequeños bares, quioscos o comercios que ocasionalmente puedan necesitar calentar un bocadillo. 

Sin embargo, nos mantenemos en un rango de precios bastante asequible ya que el desembolso no es excesivo, dado que estamos hablando de una cifra que ronda los 100-120 euros.

Todo cambia para los propietarios de grandes bares, restaurantes y diversos comercios que pueden necesitar calentar rápidamente en la sandwichera. A esta necesidad se suma también la de más espacio para cocinar, con el fin de completar los pedidos rápidamente. 

También en este caso, las opciones y la potencia adicional son factores que inciden en el precio global que, como ya se ha comentado, puede alcanzar cifras considerables.

 

¿Cómo funciona una sandwichera?

Este aparato es bastante básico en comparación con otros elementos tecnológicos que abundan en las cocinas modernas. 

Básicamente, se trata de dos superficies llevadas a una temperatura predeterminada que se encuentran, realizando simultáneamente un efecto de calentamiento y de presión. 

Cuando los dos platos están completamente abiertos, generalmente forman un ángulo de 180 grados que le permite insertar fácilmente los alimentos que se van a calentar o cocinar.

Usando la palanca apropiada, las dos partes del plato se juntan, aplicando una presión controlada sobre la comida. 

Esta fuerza, combinada con la temperatura preestablecida en la programación, puede permitir calentar o cocinar de varias formas: para un sándwich, de hecho, se puede hacer una presión mayor que asar, por ejemplo, verduras como berenjenas o calabacines.

Incluso los modelos considerados estándar ofrecen algunas funciones básicas como un regulador de temperatura que se puede utilizar para simplemente calentar un alimento o para realizar un grill real. 

Los platos en el mercado pueden alcanzar los 300 grados, lo que los hace aptos para un uso diferente en la preparación de alimentos.

El temporizador también puede ser muy útil, especialmente en entornos de trabajo o si estás particularmente distraído aunque la mayoría de las sandwicheras estén equipados con sistemas de seguridad, ¡es más que recomendable no quemar lo que estamos calentando!

Finalmente, la mayoría de los dispositivos tienen un canal de drenaje o algo muy similar. Estos son métodos comunes a casi todas las planchas del mercado. 

Gracias a estos expedientes, es posible recoger y eliminar más fácilmente los restos de comida quemada, grasa y suciedad diversa. Se elimina así todo aquello que pueda acumularse en la superficie cada vez que se utiliza la sandwichera.

 

Placa sandwich: ¿vitrocerámica, acero o hierro fundido?

Hasta ahora hemos hablado de tres materiales, echando un vistazo rápido a sus características… pero

¿cuál es realmente la mejor opción? Si bien es cierto que la vitrocerámica a priori parece ganar sin dudarlo, hay algunos contextos en los que el hierro fundido es el material más adecuado. 

De hecho, en un contexto puramente profesional, esto todavía está muy extendido. Esto es porque:

  • El precio es menor . Cuando se trata de sandwicheras profesionales que cuestan cientos y cientos de euros, los ahorros son exponenciales en este sentido. Esta variación de precio no afecta la calidad de los materiales en sí y, de hecho, el hierro fundido es por naturaleza un producto extremadamente resistente.

 

  • La velocidad de calentamiento , en este contexto, tiene poca importancia. Esto se debe a que en lugares con una gran cantidad de clientes, la sandwichera está siempre encendido durante las horas principales del día.

 

  • El factor de portabilidad es casi inútil. Si bien es cierto que el hierro fundido es un material pesado, hay que decir que en el puesto de trabajo no es necesario mover una placa una vez colocada.

No hemos hablado del acero porque es un compromiso real entre los dos productos en cuestión. Es de uso exclusivo en el hogar y está dirigido a quienes usan este aparato solo ocasionalmente. 

Independientemente del material de construcción, sin embargo, hay que decir que el mantenimiento es un factor importante para mantener el objeto perfectamente funcional y, sobre todo, higiénicamente perfecto.

Cualquier tipo de placa debe someterse a un mantenimiento diario, incluso si cada modelo individual tiene sus propias necesidades y sus propios métodos de limpieza y productos especiales. 

Se puede decir que, por lo general, esto debe realizarse con el dispositivo apagado para evitar quemaduras u otras situaciones desagradables.

En términos generales, los modelos de hierro fundido son más adecuados para el entorno comercial, ya que son dispositivos que generalmente son más fáciles y rápidos de limpiar. 

Por otro lado, subestimar las considerables ventajas en términos de tiempo y consumo de la vitrocerámica sería definitivamente un error.

 

Mejores recetas que puedes hacer con la sandwichera

 

 

 

 

Conclusiones

Las sandwicheras para calentar bocadillos son aparatos necesarios en el ámbito profesional y bienvenidos en cualquier cocina doméstica que se precie. Su practicidad, costo relativamente bajo y ductilidad los convierten en un objeto cada vez más elegido entre las familias modernas.

Los ritmos de la vida a menudo dictan tener que conformarse con un simple bocadillo. Entonces, ¿por qué no preparar uno que satisfaga plenamente nuestro paladar?

Ángel Bonilla
Ángel Bonilla

Calienta rápido, y las planchas están hechas de un material muy fácil limpiar.

Daniel Gómez
Daniel Gómez

Materiales de calidad en las planchas

Deja un comentario